La Vida a Bordo de Barco Crucero

 

 

 





 

 

 

 

 

 

LA VIDA A BORDO DE UN BARCO CRUCERO

La vida a bordo de un moderno crucero es la oportunidad para combinar una actividad laboral con las condiciones de vida propias de un moderno complejo hotelero. Además, se presenta la posibilidad de viajar y conocer zonas y lugares de enorme atractivo turístico, histórico y paisajístico.

Todo ello hace que las personas seleccionadas para trabajar en un crucero logren un alto nivel de bienestar y motivación, además de un bagaje cultural y práctico difícilmente adquirible mediante el desempleño de un empleo en tierra.

No obstante, trabajar a bordo de un crucero y en las condiciones que impone la vida marinera puede no ser plato de gusto de todo el mundo. Por ello, dedicamos esta sección a exponer algunos de los puntos más relevantes de este tipo de opción laboral.


ELEMENTOS PREVIOS AL ACCESO AL BARCO


1. DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA TRABAJAR EN UN BARCO CRUCERO

Todo ello dependerá de la empresa naviera que contrate al tripulante.

En el supuesto de una persona contratada para trabajar en un crucero que opera en la zona norteamericana o canadiense, se hará precisa la tarjeta Visa, que es fácilmente adquirible en el correspondiente consulado nacional de estos países.

En relación con cualquier otro lugar en el mundo, dependerá del sistema legal local.

Todos deberán acceder con sus pasaportes correspondientes y es recomendable que lleven un certificado de nacimiento para resolver posibles problemas de tramitación de documentos.

2. GASTOS DE ACCESO AL BARCO

La mayoría de las líneas de cruceros tiene su lugar de embarque en Europa o EE.UU. Dependiendo de la compañía y del contrato, puede que se le pague el billete de ida y vuelta al empleado, aunque lo normal es que esto no sea así y sean de responsabilidad vuestra.

Normalmente, se pide un depósito de viaje (de entre 400 a 500 dólares), reembolsable al finalizar el contrato. El depósito no se devolverá en caso de cese prematuro o despido, en cuyo caso se usará para pagar el billete de vuelta. En cualquier caso, no todas las compañías requieren este depósito.


DÍA A DÍA A BORDO DE UN BARCO CRUCERO

1. TRABAJAR EN UN AMBIENTE INTERNACIONAL

Hay que tener en cuenta que la propia naturaleza del empleo en cruceros impone el trato con personas de muy diversas nacionalidades. Al ser las compañías navieras empresas con implantación y servicios en todo el mundo, sus empleados son seleccionados y contratados con igual amplitud de ámbito geográfico.

Con ello, uno se puede hacer a la idea de que el manejo del inglés, aunque sea a nivel básico para algunos trabajos, se hace imprescindible. Así como la capacidad para congeniar y relacionarse en buenos términos con gentes y culturas diferentes.

El racismo, los sentimientos xenófobos o el desprecio a culturas o tradiciones distintas a las propias son perfiles prohibitivos a la hora de pensar en acceder a trabajos de esta índole.

2. COMIDAS A BORDO

Todos los aspectos de la manutención a bordo de un barco son gratuitos.

En relación a los modernos barcos de recreo, existe incluso una sección en la cocina dedicada a proveer de las respectivas comidas a los miembros de la tripulación, que pueden acceder a las mismas en dichas dependencias o en comedores reservados específicamente a ellos.

Además, existen cafeterías y locales de comida dedicados al pasaje, que también pueden ser usados por los tripulantes.

Todo dependerá de la importancia y detalle del barco en que se presten los servicios.

3.. POSIBLES GASTOS

De igual modo que hemos dicho en relación a la comida, salvo que se trate de consumos particulares del tripulante, todos los gastos de mantenimiento y manutención relativos a la vida cotidiana.

4 . LOS CAMAROTES DE LA TRIPULACIÓN


Los camarotes de la tripulación suelen ser compartidos por varios de sus miembros, salvo para el caso de que se trate de un miembro de la oficialidad o de un integrante del personal administrativo de cierto nivel a bordo. Es una de las principales inconveniencias de este tipo de empleos, aunque, si tener un compañero de habitación no es un obstáculo para vosotros, la estancia en el barco puede ser muy gratificante.

Son dependencias que suelen encontrarse bajo las cubiertas destinadas al pasaje, lo cual reduce considerablemente las condiciones de confort, debido a las condiciones de vibración y sonido del agua, así como la proximidad a los elementos mecánicos del barco.

En los barcos más grandes, puede encontrarse una división entre las zonas destinadas a determinados segmentos laborales de a bordo e, incluso, una separación por nacionalidades.

En cuanto a los servicios de aseo, normalmente se trata de piezas compartidas para los ocupantes de varios camarotes. No obstante, para ciertos puestos de importancia, se presenta la oportunidad de disfrutar de camarotes con baño individualizado.

Por supuesto, todos los elementos de ropa de cama y utensilios de baño son proporcionados por la compañía.

La tripulación del barco es responsable del cuidado, limpieza y correcto mantenimiento de sus dependencias de habitación, debiendo mantener el debido orden en todo momento. Todo ello con sujeción a estrictos controles por parte de las autoridades del barco.

Como ya hemos dicho, los camarotes son compartidos, lo cual puede plantear problemas de convivencia. Los lugares pequeños aumentan las posibles diferencias personales. El exitoso funcionamiento de todo el barco depende de una coordinación entre los distintos miembros de la tripulación. Las posibles diferencias individuales hacen que sea preciso un cambio en los estilos de vida y un espíritu de equipo. Cuestiones como el orden y la limpieza, la condición o no de fumador, los hábitos nocturnos, etc., deben ser arreglados amigablemente. Sólo en caso de que ello fracase ha de acudirse al encargado o supervisor. Los enfrentamientos y rencillas han de evitarse en lo posible.

En cualquier caso, el camarote sólo sería un espacio para dormir, pudiendo acceder a posibilidades más cómodas en caso de ser ascendidos a puestos de mayor categoría.

5. LAS COMUNICACIONES CON TIERRA

Frente a la nota dominante de la gratuidad a bordo del crucero, las comunicaciones con tierra plantean uno de los pocos gastos que debe afrontar el eventual tripulante.

Por supuesto, son diferentes y más complejos que en tierra, además de más caros.

El correo convencional es similar en su funcionamiento al sistema de tierra. También existen sistemas completos de telefonía, faxes y acceso a Internet, aunque más costosos.

6. DISPOSICIÓN DEL DINERO PERCIBIDO

En relación al posible envío o disposición del dinero que se recibe en cada uno de los empleos desempeñados a bordo, podemos distinguir varias alternativas.

      -Envío mediante correo certificado desde un puerto de destino. Es un sistema poco aconsejado, por el desconocimiento que se tiene de la seguridad del sistema postal en terceros países.
      -Envío mediante giro postal internacional a través de agencias como Western Union, MoneyGram, etc., que plantean una alternativa muy segura y fiable para el remitente.
      -Conservarlo en el barco y abrir una cuenta en el puerto más cercano.
      -Proceder a su consignación en la caja de seguridad del barco para su traslado en tierra.

7. TIEMPO LIBRE

El tiempo libre a bordo de un crucero puede ser utilizado en disfrutar de muchos de los el elementos puestos a disposición del público por la compañía, auque con las restricciones prescritas para los miembros de la tripulación, que pueden ver restringido su acceso a ciertas zonas del buque.

Para el caso de que el barco se encuentre en un puerto de destino, los tripulantes pueden bajar a disfrutar del entorno de igual modo que los pasajeros del crucero.

8. USO DE DROGAS Y ESTUPEFACIENTES A BORDO

La utilización de este tipo de sustancias a bordo de un crucero está totalmente prohibida.

Para detectar el posible uso de drogas por parte de miembros de la tripulación, las autoridades del barco pueden llevar a cabo exámenes y tests en cualquier momento. Así, el eventual positivo en una de estas pruebas lleva aparejada la finalización del contrato de trabajo por despido, junto con la expulsión del tripulante del barco en el primer puerto de destino y su puesta a disposición del las autoridades policiales correspondientes.

No es, pues, una opción a tener en cuenta para nadie que pretenda superar un proceso de selección de personal y acceder a un trabajo de este tipo.

9. PREVENCIÓN DE RIESGOS Y ENTRENAMIENTOS DE SEGURIDAD

Los miembros de la tripulación deben asistir a adiestramientos y entrenamientos de salvamento y seguridad a bordo, siendo programas que se llevan a cabo períodicamente.

10. ACTITUD HACIA LOS PASAJERO DEL BARCO

El carácter turístico y de instalación hotelera que tienen estos modernos barcos hace que el trato los pasajeros deba estar caracterizado por la más absoluta pulcritud y positividad.


ESTRUCTURA INTERNA DEL PERSONAL DE UN CRUCERO


Orden y disciplina son las dos palabras clave a la hora de lograr el funcionamiento seguro de un barco en el que, en ocasiones, se ofrecen confort y comodidades propias de un hotel de cinco estrellas.

Podemos distinguir varios niveles jerárquicos dentro del organigrama funcional y competencial del barco crucero. En todos los casos, la obediencia y respeto debido a dichos cargos es algo de obligado y estricto cumplimiento.

1. OFICIALES

Se compone de un escalafón presidido por el capitán del barco, máxima autoridad del mismo y al que todos, incluso el pasaje, deben obediencia.

El grado y jerarquía, además del nivel de entrenamiento y preparación, se expone en las secciones dedicadas a los concretos puestos de trabajo a bordo.

2. TRIPULANTES


Se encargan de labores muy diversas en los más variados puestos a bordo. Desde trabajo de marinería general, pasando por servicios de catering y mantenimiento de camarotes, preparación de servicio de comidas, departamento de ingeniería, etc.

Muchos de estos empleados no pueden acudir a las zonas generales del crucero en sus momentos de tiempo libre.

3. PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN

Esta categoría incluye a algunos miembros de la tripulación y está al cargo de muy diversas tareas y servicios, como son el casino, programas de entretenimiento, tiendas, gimnasios y salas de relax, etc.

Pueden acceder a las zonas públicas del barco y hacer vida social con el pasaje.

 

 

 

 


 

© 2005-2014 El Clíper  

Internet: http://www.ElCliper.com